1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://cafeyte.about.com/od/Te101/a/T-E-Oolong-El-T-E-Chino-Con-M-As-Variedades.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Té Oolong y sus propiedades adelgazantes

El té azul Oolong semifermentado, beneficios y características

Por

Té Oolong

Té Oolong, también llamado té azul, el té chino semifermentado

Photo (c) Steve Snodgrass

Originario, como el resto de tés auténticos, de la planta Camellia Sinensis, el Oolong es un té tradicional chino semi-fermentado. Su proceso está entre el muy fermentado té negro y el nada fermentado té verde y blanco. Al igual que sus niveles de cafeína o teína, que son inferiores al té negro y algo superiores al té verde y blanco.

Bebida preferida por los buenos amantes del té en China, este té dispone de una variedad de tipos dependiendo de cómo son procesados. Existen algunos con las hojas largas enrolladas y curvas, en forma de tirabuzón, así como otros con las hojas prensadas en forma de bolas. Todas estas variedades de té Oolong, se agrupan en lo que se llama tés verdeazulados.

Dentro de este grupo existen diferentes niveles de fermentación y un gran abanico de fragancias, sabores y colores en la infusión. Cuanto más procesados están su color es más oscuro, su sabor más afrutado y contienen más cantidad de cafeína o teína y menos antioxidantes. Si se prefiere un sabor más floral y con más antioxidantes habrá que elegir los menos fermentados dentro de este grupo de té azul.

Algunas variedades de té azul Oolong

- Da Hong Pao: es uno de los tés chinos más famosos y caros.

- Rou Gui: té picante y oscuro.

- Bai Ji Guan: té de hojas amarillentas.

- Tie Guan Yin: té chino muy famoso y popular.

- Dan Cong: té que engloba a varios tipos que imitan el sabor y la fragancia de flores y frutas como azahar, almendras, uvas, y más.

Té Oolong o té azul y té rojo: depurativos y adelgazantes

Junto con el té rojo Pu Erh, el té azul Oolong, está considerado como un gran aliado en la pérdida de peso, hasta el extremo que se ha hecho muy popular en algunas dietas de adelgazamiento, incluso más que el té rojo, llegándose a calificar como auténtico “quemador de grasas”. Hay que tener en cuenta que al té rojo Pu Erh, también se le denomina té Oolong, en algunas variedades.

En la medicina tradicional china lo utilizan mucho para controlar el peso y la obesidad, ya que produce una gran mejoría en el metabolismo de las grasas. Al mismo tiempo este poder ayuda en la disolución de los triglicéridos y el colesterol en sangre.

Al igual que el té rojo, el Oolong estimula el metabolismo del hígado, lo que provoca efectos depurativos y desintonxicantes en el organismo.

Otros beneficios del té azul Oolong

- Calmante de la piel: es especialmente beneficioso para tratar problemas de la piel, incluso se dice que está demostrado su efecto curativo en procesos de dermatitis.

- Desintoxicante: al igual que la mayoría de los tipos de té, en la medicina tradicional china lo utilizan para liberar al organismo de toxinas.

- Prevención en enfermedades coronarias: posee alta cantidad de antioxidantes, ya que se trata de un té semi fermentado, por lo que posee más cantidad que el té negro, más oxidado. Esto es así porque con el procesamiento del té se van eliminando las catequinas, antioxidantes presentes en todos los tipos de té. En general, cuanto más joven o tierna sea la hoja del té, más contenido en antioxidantes contendrá.

- Beneficioso para la dentadura: debido a los polifenoles y el flúor que contiene el té azul, es un buen preventivo para la caída de los dientes y la formación de caries.

- Posible prevención del cáncer: debido a la alta concentración de antioxidantes, puede ser un buen preventivo para el cáncer, ya que aumenta las defensas del cuerpo.

Cómo preparar té Oolong

Dentro del proceso de elaboración de cualquier tipo de té, es de suma importancia que escojas un agua filtrada o mineral, sin sabor a lejía ni nada similar. La pones a calentar y en el caso del té Oolong, debe alcanzar unos 90 grados centígrados, aproximadamente. Si no dispones de termómetro para medir la temperatura del agua, puedes esperar a que llegue a la ebullición, apagas el fuego y cuentas unos treinta segundos antes de verterlo.

A continuación la echas encima del té que habrás dispuesto en la tetera o filtro. Si no dispones de medidor de té, habrás puesto una cucharadita por taza, aproximadamente. Lo dejas reposar 3 minutos y listo para tomar.

Cada tipo de té tiene un tiempo de reposo diferente, hay que tenerlo en cuenta si quieres tomar el té con todo su sabor y aroma característico del tipo en cuestión.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.